GNU/Linux. Las Distribuciones

Muy buenas lector. Esta página forma parte de la serie de introducción a Linux que te acabo de enlazar. Si has leído la primera parte, ya habrás visto que no existe un único sistema operativo GNU/Linux, sino que, por contra, tenemos las denominadas distribuciones, que son desarrollos independientes, pero que comparten una base común.

Esta parte va justamente de esto, de las distribuciones. Si estás justo aterrando en Linux, aquí conocerás más en profundidad que son las distribuciones, que elementos las componen, y cuáles son las más conocidas y utilizadas a día de hoy, junto con las características principales de cada una de ellas.

Créditos Imagen de Cabezera. World Penguin Day | Christopher Michel

Anuncios

Tabla de contenidos:

  1. Qué son las distribuciones
    1. Familias de distribuciones
    2. Ciclos de lanzamiento
    3. Soporte y actualizaciones
  2. Principales distribuciones GNU/Linux
    1. Debian
    2. Ubuntu
    3. Linux Mint
    4. openSUSE
    5. Fedora
    6. CentOS
    7. Arch Linux
  3. Esto continua

¿Qué son las Distribuciones?

Una distribución GNU/Linux es es una combinación específica multitud de elementos diferentes, pero manteniendo una base común, que es el sistema GNU con el kernel Linux (aunque más adelante verás que hay algunas excepciones a esto).

Estas, a parte de incorporar la base inicial consistente en el sistema operativo GNU con el kernel Linux, también es pueden nutrir de muchos más elementos, como el entorno de escritorio o las aplicaciones de usuario que los desarrolladores y empaquetadores de cada distribución seleccionen (que pueden, o no, formar parte del proyecto GNU).

Esto da lugar a una enorme variedad de propuestas. Solo para que te hagas una idea de las proporciones en las que nos movemos, te dejo con una muestra del denominado GNU/Linux Distributions Timeline, un completo diagrama temporal donde puedes ver representadas la gran mayoría de distribuciones, junto con la evolución y bifurcaciones que han ido teniendo a lo largo de su historia.

Más abajo te introduciré algunas de las distribuciones más conocidas y utilizadas a día de hoy, pero antes de esto, hay algunos conceptos y factores importantes que es importante que conozcas.

Familias de Distribuciones

A día de hoy, aunque es cierto que existen incontables distribuciones (basta con que eches un vistazo al diagrama que te he enlazado más arriba), lo cierto es que todas, o prácticamente, se reparten en unas pocas familias y subfamilias.

Las familias no son mas que grupos de distribuciones que comparten una base común muy grande entre todas ellas. Generalmente una familia nace con una distribución concreta, y va creciendo a medida que otros proyectos crean sus propios desarrollos, pero tomando como base esta distro.

Una de las familias más conocidas y representativos puede ser el caso de Debian. Debian nació en 1991 y desde entonces ha dado inicio a centenares de distribuciones derivadas, todas compartiendo una base común que incluye, entre otras cosas, el formato de paquetes deb, junto con dpkg y Apt, como herramientas de gestión de paquetes.

Tomando la sólida base de Debian, ha nacido también Ubuntu, una de las distribuciones más conocidas y utilizadas a día de hoy, y que a su vez también constituye una gran subfamilia, al haber servido de base de muchos otros proyectos, como puede ser Linux Mint, Kali Linux y muchos (muchísimos) otras.

Ciclos de Lanzamiento

Cada distro tiene sus propios ciclos de lanzamiento, que son definidos o bien por su comunidad de desarrolladores, o por la compañía que haya detrás (en el caso de Ubuntu, por ejemplo vienen definidos por Canonical). Aquí hay una gran variedad de modelos y criterios diferentes.

Hay distribuciones, como es el caso de Debian, que no tienen un ciclo de lanzamiento pre-fijado, y cada nueva release sale, simplemente, cuando está lista. Aún así, a pesar de no venir prefijado, suelen pasar siempre alrededor de unos dos años entre versión y versión.

Luego, hay muchas distribuciones que tienen fijado el lanzamiento de dos versiones por año. Ubuntu, por ejemplo, saca religiosamente cada nueva versión en Octubre y en Abril de cada año, con la particularidad de que cada dos años, coincidiendo con el mes de Abril de los años pares, lanza una versión de soporte extendido.

Por último, otro modelo es el de las distribuciones Rolling Release. Esto significa que no existe un modelo basado en el lanzamiento de nuevas versiones, sino que la propia distribución va actualizando continuamente sus componentes, de forma indefinida.

Soporte y Actualizaciones

Teniendo en cuenta que en cada distribución GNU/Linux hay un enorme conjunto de herramientas que provienen de proyectos diferentes, cada uno con sus propios equipos o comunidades de desarrollo, gestionar el correcto mantenimiento y actualizaciones de todas ellas puede convertirse en una tarea casi titanica.

Y lo cierto es que en ese sentido, las distribuciones realizan una tarea vital al encargarse de esa compleja gestión, y ofrecer al usuario un único canal de actualizaciones, que suele ser a través de los repositorios oficiales de cada una de ellas. Aquí también hay concepciones bastante diferentes, en función el criterio y de las prioridades de cada equipo de mantenimiento.

Muchas de las distribuciones que ofrecen un ciclo de lanzamiento regular, de una o dos versiones por año, suelen ofrecer un paquete cerrado, en el que gran parte de los componentes del sistema disponen de actualizaciones de seguridad durante el periodo de soporte, pero sin subir de versión mayores.

Eso garantiza en gran medida que, ya se trate del kernel, de cualquier componente del sistema GNU, del entorno de escritorio, o incluso de las propias aplicaciones, todos recibirán las correspondientes actualizaciones de seguridad que vayan saliendo en cada uno de ellos.

Principales Distribuciones

Hay muchas, muchísimas distribuciones. Las hay para todos los gustos y requerimientos. Algunas están mantenidas enteramente por una comunidad, mientras que otras tienen el respaldo de una empresa detrás. Unas están más orientadas a servidores o entornos críticos, y otras son las delicias de los usuarios más noveles. Y así podría ir siguiendo, pero prefiero pasar a introducirte las que considero más importantes y relevantes a día de hoy.

Debian

Debian

Debian es la madre de una gran parte de las distribuciones GNU/Linux que puedes encontrar hoy día, como es el caso de Ubuntu. Es un sistema de software libre, nacido en 1991 de la mano de Ian Murdoch y mantenido enteramente por la comunidad. Destaca por ser una de las distros más estables y robustas, lo que la hace ideal para utilizarse en servidores o en entornos críticos. Su sólida base es el motivo por la cual ha dado origen a la familia de distribuciones más numerosa a día de hoy.

Debian dispone de tres ramas de desarrollo: Unstable o inestable, de nombre clave Sid, Testing o en pruebas y Stable. A diferencia de la mayoría de distribuciones, no dispone de un ciclo de lanzamiento fijo y ajustado a calendario. Una de sus mayores premisas es que cada versión estable sale, simplemente, cuando esta lista (el tiempo entre versiones suele estar entorno a dos años). Debian no va asociada a un entorno de escritorio concreto, sino que puedes escoger entre GNOME, KDE Plasma, Xfce o Mate. Aunque suele considerar mayormente como una distribución GNU/Linux, también se puede utilizar asociada al kernel FreeBSD.

Ubuntu

Ubuntu

Ubuntu es una de las distribuciones más conocidas y utilizadas en el panorama linuxero. Nació en 2004 con el objetivo principal de acercar a Linux al gran público, y una de sus premisas ha sido siempre la de ofrecer la mejor experiencia de usuario posible. Está basada en Debian, y mantenida por Canonical Ltd., junto con una gran comunidad de desarrolladores y usuarios que también contribuyen al proyecto.

Ubuntu toma la base de la rama inestable de Debian y sigue un ciclo de lanzamientos de dos veces al año, uno en Octubre y otro en Abril. La numeración se compone del número del año, y el número del mes. Las versiones regulares tienen un soporte de 9 meses, pero cada dos años, coincidiendo con el mes de abril de los años pares, se lanza una versión de soporte extendido o LTS. El escritorio que utiliza la edición oficial es GNOME, pero también hay ediciones concretas de Ubuntu con KDE Plasma, Xfce, Mate o LXQt.

Linux Mint

Linux Mint

Linux Mint es también una de las distribuciones más utilizadas. El proyecto toma la base de Ubuntu, fue fundado en 2006 por Clément Lefèbvre, y está mantenido por la comunitario. Nace con el foco puesto en la experiencia de usuario y la facilidad de uso, al igual que Ubuntu, pero ofreciendo una experiencia de usuario propia y diferenciada.

Linux Mint toma la base de las ediciones LTS de Ubuntu (lanzadas cada 2 años), de modo que hay un lanzamiento principal cada dos años, junto con 3 versiones menores que se van lanzando a lo largo de los dos años que le siguen. Se puede elegir en tres ediciones diferentes según el entorno de escritorio: Cinnamon, MATE y Xfce. Cinnamon es la edición de referencia, ya que utiliza el escritorio Cinnamon, creado por el propio equipo de Linux Mint. Como añadido, también tienes a una edición especial (fuera de la “rama oficial”), denominada Linux Mint Debian Edition, y que toma la base directamente de Debian.

openSUSE

openSUSE

openSUSE es otra de las grandes. Es un proyecto comunitaria, pero auspiciado por SUSE Linux GmbH (compañía que está detrás de la SUSE Linux Enterprise, una distribución de pago y enfocada a uso empresarial). Es una distribución estable y robusta, pero para un usuario principiante, no la veo tan adecuada como otras distros como pueden ser Ubuntu o Mint.

Se ofrece en dos ediciones claramente diferenciadas en cuanto a concepción y ciclo de lanzamiento. Por un lado está Leap, más enfocada en la estabilidad, y por otro lado tenemos a Tumbleweed, una distro Rolling Release (de desarrollo contínuo). La versión estable actual es openSUSE Leap 15.0, que, de hecho, comparte la práctica totalidad del código con la edición empresarial, SUSE Linux Enterprise, lo que puede dar buenas garantías de su estabilidad y buen funcionamiento general.

Fedora

Fedora

Fedora es también una de las más conocidas. Nació en el año 2003, y es una distro de propósito general que destaca especialmente por ser de las más punteras, y de las primeras en adoptar las ultimas novedades del panorama Linuxero en cada lanzamiento. Es un proyecto comunitario, pero que desde 2014 esta amparado bajo el paraguas de la poderosa Red Hat (compañía detrás de Red Hat Enterprise Linux o RHEL).

Adopta un ciclo de lanzamiento de 6 meses aproximadamente, con un tiempo de soporte que termina un mes después del lanzamiento de la versión subsiguiente, aproximadamente unos 13 meses. Actualmente se ofrece en tres ediciones: Workstation, Server y Cloud. A diferencia de las distros basadas en Debian, como pueden ser Ubuntu y Linux Mint, Fedora se basa en RPM como sistema de gestión de paquetes.

CentOS

CentOS

CentOS es una distribución de la familia de Red Hat / Fedora que nació en 2004 como un clon a nivel binario de Red Hat Enterprise Linux o RHEL, la distribución empresarial de Red Hat, Inc. De hecho, la principal diferencia con respecto a esta ultima es el hecho de que CentOS es un proyecto comunitario (aunque ahora bajo el paraguas de Red Hat, Inc.) y se puede descargar de forma totalmente gratuita.

El ciclo de lanzamiento de CentOS va a la par que el de RHEL, manteniendo igualmente la numeración de versiones. Al igual que Fedora, RHEL, y otros proyectos derivados, utiliza RPM como formato de paquetes. Es una distribución muy utilizada en servidores y entornos críticos, pero no tanto para el usuario de escritorio.

Arch Linux

Arch Linux

Arch Linux nació en 2002, y es un proyecto mantenido enteramente por su comunidad de usuarios. Arch se diferencia por ser un sistema enormemente flexible y personalizable por parte del usuario. Por eso mismo, requiere del usuario un cierto trabajo manual, que en otras a menudo viene automatizado y predefinido de fabrica.

Uno de las características más de Arch es el hecho de que no adopta un ciclo de lanzamiento basada en liberar un nueva versión cada cierto tiempo, sino que adopta un esquema de tipo Rolling Release, basada en la actualización continua de todos sus componentes. Dispone de su propio sistema de gestión de paquetes denominado Pacman, que también comparte con otras distribuciones derivadas de Arch.

Escogiendo la Mejor Distribución

Arriba me he limitado a presentarte algunos de los proyectos más relevantes a día de hoy, peor si has podido echar un ojo al GNU/Linux Distributions Timeline, estas se cuentan por cientos (sino miles), por lo que escoger una distribución puede resultar una tarea ardua y complicada.

Aún así, no es menos cierto que la mayor parte de usuarios se concentran todos en un grupo bastante reducido.

Esto continua en breve

Esto Continua

Como indico al principio, esta pagina forma parte de la serie de introducción a Linux y que sirve de punto de partida para todo el contenido relacionado con GNU/Linux que hay y habrá en el blog. A continuación iré enlazando el resto de paginas, a medida que las vaya teniendo preparadas.

  1. Las distribuciones
  2. La interfaz gráfica
  3. La interfaz de línea de comandos
  4. Aplicaciones imprescindibles
  5. Administración de software y paquetes
  6. Seguridad y medidas de protección
  7. Descargar e instalación

Espero que lo disfrutes:)

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close